Seleccionar página

Fuente: gernikasaski.com

Estaba complicado clasificarse para la Copa de la Reina, pero los resultados de rivales directos como Lacturale e IDK del fin de semana abrían la opción, sin embargo, todo pasaba por ganar ante el Campus Promete. No se hizo, y aunque las cábalas otorgan diferentes variables coperas, los objetivos son otros. Y tofo porque los problemas en defensa de la primera mitad permitieron al equipo riojano llevar la iniciativa y la mejoría en la segunda mitad no fue suficiente porque, entre otras cosas, se echó de menos la aportación de Caldwell que perdió el duelo con Gidden.

LA DEFENSA GERNIKARRA HACE AGUAS 26-17

Por primera vez el Lointek Gernika Bizkaia jugaba en el Palacio de los Deportes de La Rioja y no le ha ido bien el estreno. De primeras el Campus Promete se colocaba en zona 2-3 y circuló bien el equipo gernikarra para anotar Pina. También en zona se ponía el Lointek pero el Campus Promete sumaba demasiado fácil, bien combinando, bien en alguna transición o conectando entre interiores. Eso propiciaba el 12-14. Las de Jorge Elorduy alternaban defensas y cuando puntualmente se emparejaban se planteaba un bonito duelo de interiores Gidden-Caldwell, pero era Sofia Gomes la que se beneficiaba de la capacidad de asistir de la pívot jamaicana y entre ambas firmaron 14 puntos en este cuarto. Se sumó a la fiesta local Knezevic y de ahí el 26-14 que arregló Molina con un triple al finalizar el cuarto.

LA ZONA DEL PROMETE FRENA AL LOINTEK (45-35)

Aguantaba el Campus Promete con sus jugadoras importantes en pista pero empezó a atascarse cuando entraron las rotaciones y se seleccionaron peor los tiros. Marina Bas daba aire al Lointek con sus tiros de media-larga distancia y Naiara Díez anotó el triple que valía le 29-24. Compacto ahora el equipo de Mario López, las bizkainas recortaron distancias hasta el 29-27 que obligaba a Jorge Elorduy a pedir tiempo muerto. Recuperó la zona 2-3 el equipo riojano y estiró las diferencias al 36-27. Alston respondió a los triples de Jovanovic con la misma moneda y empataron su pulso particular (2-2) pero la montenegrina estuvo más acompañada y al descanso el 45-35 preocupaba. Y no era para menos si para el descanso el peor ataque de la Liga Dia te anota nada menos que 45 puntos.

MEJORÍA DEFENSIVA, LAS DIFERENCIAS SE RECORTAN (58-51)

Con buen criterio sobre la zona riojana atacó el Lointek en la reanudación. También en defensa la intensidad fue otra, ahora en individual, y eso se reflejó en el marcador. Un parcial de 2-10 en 4 minutos y medio era el escenario ideal para las bizkainas. El tiempo muerto local quería frenar la escalada, y lo consiguió parcialmente, más que nada por falta de efectividad visitante. Gidden sólo encontraba tiros abiertos a 4-5 metros y no son su mejor arma y llegaba la cuarta personal de Gomes. Buen panorama para la de Mario López. Pero no aprovechó la situación el Lointek, al que le faltaba encadenar 2 acciones positivas en ataque para hacer efectiva la remontada (49-45). No lo hizo. Se quedó anclado el equipo gernikarra en los 45 puntos mientras que el Promete sumaba sin grandes alardes. Defendió mal el Lointek la última acción del tercer cuarto y el Promete cogió ánimos con el 58-51.

ESPERANZA FUGAZ (78-69)

Planteó Mario López un cara a cara defensivo de Ariztimuño sobre Paula Estabas y el Promete perdió el rumbo. El triple de Juana Molina valía el 58-54 pero se desperdiciaron los 5 siguientes ataques. Caldwell no podía con Gidden y Estebas asestaba un triple demoledor, 63-54. Quedaba mucho partido, 7 minutos en concreto, pero Bas no acertaba con sus tiros, Caldwell no podía con su par en ninguna de las dos pinturas y Alston no volvía a ser la de la primera mitad. El 69-56 a 5 minutos del final parecía definitivo. Aún quiso apurar sus opciones el Lointek, la situación obligaba a buscar los triples y las bizkainas los encontraron pero no estuvieron acompañados de buenas acciones defensivas y la victoria se quedó merecidamente en Logroño.